Para disfrutar de un coche impecable y mantenerlo en ese estado, puede que hayas decidido acercarte a un punto de lavado de coches a mano en Alcobendas, ya que la mejor solución es acudir a un centro especializado donde te den un buen servicio.

Además de las razones higiénicas, la limpieza del coche alarga su vida útil y da una imagen positiva del dueño. Generalmente, se limpia el coche en su interior (suelo, alfombrillas, asientos, salpicadero...) y el exterior (carrocería, cristales, faros...) olvidando las llantas y neumáticos, a los que no damos tanta importancia y que presumimos limpios después de un lavado tradicional. Sin embargo, no podemos olvidar la importancia de estas partes del vehículo que seguro tendrás en cuenta cuando acudas a un punto de lavado de coches a mano en Alcobendas.

Las ruedas acumulan mucha suciedad y cuidar de su limpieza no solo ayuda a que tengan una mejor vejez, sino que mejora el aspecto general del coche. Para conseguir un resultado excelente, es necesario seguir un protocolo. En primer lugar, llenaremos un cubo con agua y jabón y comenzaremos con una rueda cada vez limpiando la parte interior de la llanta; aplicaremos una buena capa de limpiador de llantas dejándolo actuar durante unos tres minutos. Después, utilizaremos un cepillo bien empapado con la combinación de jabón y agua y frotaremos bien fuerte por toda la rueda utilizando cepillos diferentes para el neumático y la llanta si es posible.

Una vez que la parte interior de la rueda esté limpia, será el momento de pasar a la frontal. Es importante recordar aclarar bien para no dejar residuos de limpiador. Después, habría que aplicar el protector/abrillantador de neumáticos. Si quieres disfrutar de tu coche impoluto, no lo dudes, en Ecolavado a Vapor te haremos una limpieza completa y de gran calidad.